Rodrigo Morabito colgó los guantes

Rodrigo Morabito junto sus técnicos Abel Robledo y "Negro" Vázquez.

3 Fotos

El púgil del gym "Nueva Generación", Rodrigo "El Juez" Morabito, confirmó a www.ringcatamarca.com, su decisión de colgar los guantes. Una noticia que sorprendió a todos los seguidores del boxeo local, ya que Morabito gozaba de un gran prestigio en el ambiente.

 

Morabito, confirmó ayer su decisión en un comunicado emitido a través de www.ringcatamarca.com

 

 "Detrás de cada púgil hay una persona con una historia de vida, algunas, quizás, más duras que otras, no lo sé, lo que sí sé es que el deporte de los puños no es un deporte como otros y tampoco fácil, muy por el contrario, para poder llevarlo adelante se necesita responsabilidad, compromiso, disciplina y una cualidad que creo que siempre será clave de éxito: ¡La humildad!

 

Cuando decidí incursionar en esta actividad deportiva (que de chiquito me instaló mi nono Adolfo, un tano calabrés amante y apasionado profundo de este deporte quien falleció el año pasado) la emoción y sensación que siente un boxeador al ingresar por primera vez a un gimnasio es inexplicable e inigualable, al menos, así lo fue para mí desde que entré por primera vez al patio de la casa de Jesús “el negro” Vásquez en San Isidro (Valle Viejo) en donde nos entrenaba con lo poco que tenía pero con mucha pasión por el Box.

 

Sí, claro. El boxeo es un duro deporte y más duro es cuando en el gimnasio al que vas no cuenta con los elementos necesarios.

 

Por aquel patio del negro pasamos muchos que amamos esta actividad. Recuerdo los inicios de Joel “el bomba” Nieva, Adrián “ko” Bazán, Enrique Gin, Claudio Ramírez, Abel “pantera” Robledo, entre muchos otros.

 

Fueron muchos años de entrenamiento, casi 10. En aquel entonces aún no trabaja de Juez.

 

Cuando se sumó el pantera Robledo al gimnasio del negro Vásquez siempre me animaron a hacerlo competitivamente, seguramente ellos vieron algo en mí que yo solo hacía con pasión y perseverancia. Finalmente, debutamos el 16 de octubre de 2015.

 

En todos mis combates traté de dar lo mejor, no sé si lo hice bien o mal, me queda la tranquilidad que di todo en el entrenamiento y en cada pelea, cada gota de transpiración valió la pena.

 

Ser boxeador y estar sobre el ring no es para cualquiera, solo quienes pasaron por un cuadrilátero podrán entender lo que significa y las sensaciones que se generan.

 

En competición me tocó ganar y perder. La verdad, eso no fue lo importante; lo realmente importante fue el cariño y el respeto que la gente amante del box, autoridades, jurados, árbitros, profesores y el resto de los boxeadores me brindó, eso, vale más que cualquier título que un boxeador pueda ostentar. A todos les digo muchas gracias.

 

La vida es dura y nos golpea fuerte, en lo personal, el año 2017 fue muy duro a partir de la enfermedad de mi madre y la muerte de mi abuelo, también en lo laboral es complejo ya que me insume mucho tiempo mi función de Juez y docente universitario, la familia también merece su espacio para disfrutarla y, fundamentalmente, considero que un boxeador debe entrenar al menos tres a cuatro horas por día (con mayor razón a mis 40 años) para competir en forma responsable.

 

El boxeo es el deporte de mis amores, siempre lo será, continuaré entrenando con otros tiempos que no son los de un púgil en competición y colaborando en lo que pueda, pero mi tiempo en el box terminó, tarde o temprano ese día llega y puedo asegurar que fue la decisión más difícil de mi vida, me desbordó el llanto y las sensaciones encontradas, solo espero haber aportado mi granito de arena y que mi paso por este deporte haya servido para romper mitos, todo el que se calce un par de guantes puede atrapar su sueño, solo hace falta constancia y responsabilidad, mucha disciplina y ante todo humildad.

 

Ojalá hubiese tenido la posibilidad de empezar 10 años antes, no sé a donde habría llegado, no tengo esa certeza, pero sí que hubiese puesto todo mi esfuerzo. Gracias a quienes alguna vez me lo dijeron de esta manera que me gusta recordar ¡Doc como no empezó antes, tiene condiciones! Me refiero al “negro” Vásquez, Abel Robledo, Beto Morales, “loquillo” Agüero, Miguel Arévalo, chano Martínez, Luís Santiago Tapia, Miguel Cativa entre otras buena gente.

 

A todos los boxeadores de los distintos gimnasios les dejo el mensaje de agradecimiento por la buena onda y el respeto y les deseo éxitos y seguramente estaré alentándolos porque soy un hincha del boxeo catamarqueño y quisiera verlo en lo más alto como históricamente lo tuvo con sus campeones históricos y actualmente lo representa a nivel nacional e internacional Miguel “la joya” Barrionuevo y Josué “mojarrita” Agüero.

 

El boxeo abre puertas y salva vidas, es una forma de vida. El boxeo transmite valores para la vida. Doy gracias a dios por haber elegido este deporte del que aprendí muchísimo y del que seguramente seguiré aprendiendo.

 

Gracias a mis entrenadores y compañeros del gimnasio. Gracias Ring Catamarca por el aguante de siempre, gracias a mi mujer Ana Ilse Medina y mis hijos Agustín, Camila y Franco por el aguante y perdón por el sufrimiento, a mis viejos y mis amigos que siempre estuvieron allí alentando, a la gente que me alentó y a todos los promotores que me invitaron a sus veladas, a la Comisión Municipal y Federación catamarqueña de Box, a los profes por sus consejos y, nuevamente, a los boxeadores y muy, pero muy especialmente, a Jesús Vásquez y Mariano Abel Robledo, que sin dudas fue como tener a un padre y un hermano en la esquina, eso hizo más fácil el trabajo". A todos! GRACIAS TOTALES! 

 

Ring Catamarca

Es un sitio catamarqueño especializado en el boxeo local que trae toda la información de la actualidad boxistica de la provincia y la región