Ramón Moreno: “Catamarca fue la provincia que me dio todo”

Ramón Moreno, árbitro nacional de la FAB.

Considerado el mejor árbitro de la Región y ubicado entre los tres mejores a nivel nacional, el destacado juez de la FAB, el riojano afincado en Catamarca, Ramón Moreno en diálogo con RINGCATAMARCA.COM contó sus inicios en la disciplina que abraza con pasión.

 

Nació el 27 de mayo de 1958, 61 años, en La Rioja, pero desde muy chico se radicó en nuestra provincia a quién reconoce como que le dio todo y donde también a través del boxeo, cosechó una infinidad de amigos que lo consideran una buena persona y de una calidad humana excepcional.  

 

A continuación, transcribimos palabras textuales del destacado árbitro nacional, Ramón Moreno:

 

“Mi pasión por el boxeo nació gracias a mi hermano mayor Mariano, el mayor, ya que a los siete años lo veía entrenar y me gustó. Quería ser con él o mejor que él, porque mi viejo en vida me supo decir: ‘no te creas el mejor, pero buscá ser el mejor’. De ahí comenzó mi pasíon por el boxeo”.

 

“Mi primera pelea la hice en el departamento Pomán, creo que con un chico de Recreo o Los Altos no recuerdo bien  porque fue hace muy muchos años. Si te digo gané, perdí, empaté, estoy mintiendo, porque eso no es de ser hombre estar mintiendo si me acuerdo que la velada se hizo en el Club Jorge Newbery, donde se realiza el festival de San Sebastián. Ahí fue mi primera pelea como amateur.

 

“Hice más de ochenta peleas como amateur y por una lesión en el brazo izquierdo, no pude ingresar al campo rentado. Yo tenía que debutar en el profesionalismo con un rosarino en La Rioja, en ese tiempo mi DT eran Alberto García, y el ´Loco’ Vega que acá peleó con el ‘Chelco’ Brandán, ‘Torito’ Ponce ya que constantemente peleábamos en Catamarca, en la época que organizaban festivales el Prof. Raúl Argerich, Rafael Maldonado, el ‘Flaco’ Farías, pero no pude hacerme profesional por esa lesión y se truncó mi camino en el boxeo. En Salta, me acuerdo que en un campeonato argentino Amílcar Brusa, extécnico de Carlos Monzón,  me quiso llevar y Alberto García le dijo que no, hubo una discusión y no fui. Dios, la Virgen del Valle y San Nicolás, sabrán porque no pude irme con ese gran técnico argentino.

 

“En mi carrera como boxeador, el rival más difícil que tuve se llama Luis Armando Soto. Buen boxeador no pegaba fuerte, pagaba justo. Había que pelear cuando peleaba Luis, porque llenaba los estadios y yo tuve la oportunidad de pelear con él, luego de ese combate quedó una amistad muy linda con él como con casi todos, pero al ‘Japonés’ era de respetarlo. La humildad lo llevó a pelear por el título argentino por segunda vez con el jujeño Romero y esa vez lo pudo ganar y me dio una gran alegría. La amistada perdura, yo le doy gracias a Dios que tengo muchísimos amigos en el boxeo”.

 

“Mi ingreso al boxeo esta vez en calidad de árbitro por consejo de Rómulo Sosa, padre de ‘Gatazo’ Sosa,  y la casualidad, paradoja de la vida fue en Pomán, donde debuté como boxeador, ahí también debuté como árbitro. Me acuerdo que Rafael Maldonado, expromotor, me dijo: ‘Ramón el día que vos dejes de boxear, dedicate al arbitraje porque caminás muy bien el ring, y vas a ser un muy buen árbitro’, palabras textuales de Rafael, si algún día pueden consultarle a él. He pasado por muchos presidentes de la Comisión Municipal de Boxeo, desde  Nelson Silva hasta quién le decíamos cariñosamente el ‘Mula’ Buenader, Julio Argentino Soria, Leonardo Silva, Ricardo Velázquez Vaca, Juan Manuel Rivera, ‘Pájaro’ Robledo, ‘Kelo’ Sarmiento, Arturo Cabrera, muchos, muchos, si me olvido de alguien mil perdón, con todos me he llevado bien y hemos compartido momentos gratos, que más le puedo pedir a Dios”.

 

“al arbitraje a nivel nacional lo veo un poco decaído, porque quizás no conozcamos bien el reglamento y nos relajamos. A mí me paso, he cometido un error grande y lo supe asumir no soy un árbitro de querer tener siempre razón, no somos dueños de la verdad, el dueño de la verdad está en el cielo que es nuestro ‘Tatita’ Dios. Siempre veo boxeo por TyC Sports y lo sigo al árbitro más allá de la pelea, eso me compete a mí, y hay árbitros que no sé… eso lo define la Federacion Argentina de Box (FAB), no soy quién para  meterme en contra de la Federación, no sé si en contra de la Federación pero yo soy de decir las cosas de frente, hay árbitros que no, yo me rompí el alma muchos meses junto con los colegas Cordero y Soria para andar en esto y hoy hay árbitros que están una semana y ya lo son, no quiero criticar pero nosotros anduvimos seis meses para dirigir una pelea. Después hicimos tres años de un curso para ser árbitros nacionales, no se olviden que este deporte es de contacto y el árbitro te puede matar como te puede salvar la vida, quizá en un conteo te esté matando, pero el árbitro despierto ve como cae, como golpea la cabeza. Recuerdo una vez una pelea  de Eduardo ‘Cirujano’ Morales, en  Santiago del Estero, peleaba con un mexicano llamado García Pulido, el mexicano lo voltea a Morales y al terminar el round se acerca al rincón y su técnico le pregunta al santiagueño si Pulido pegaba fuerte, Morales le dice que si, entonces le pega una cachetada y le pregunta para que se prende, en el quinto, el ‘Cirujano’ lo voltea y lo dejó muy mal, yo intervengo y comienzo el conteo hasta decretar el KO. Otro tal vez hubiera dejado que continúe con las consecuencias lógicas de la pelea”.

 

“Mi ídolo en el boxeo fue el gran Carlos Monzón y otros que me gustaban  mucho eran Gustavo Ballas, Víctor Galindez, ‘Uby’ Sacco, Nicolino Loche, Horacio “La Pantera” Saldaño, Miguel Ángel Campanino, Mario Guillotti, Luis Lazarte, Santos Benigno Laciar, mi comprovinciano José Rufino Narváez, y muchos más que fueron muy buenos en una época brillante del boxeo argentino”.

 

“El sueño que me falta cumplir es ser árbitro internacional de boxeo, porque soy árbitro nacional, comencé con los trámites y esta cuarentena paró todo. También dirigir una pelea por un título del mundo del consejo Mundial de Boxeo (CMB) sería lo más grande, un sueño, ojalá que a la edad mía se me cumpla o sino bueno, Dios sabrá por qué”.

 

“A los chicos que se inician el boxeo les pido que lo hagan con responsabilidad, sacrificio, porque es una disciplina muy, pero muy dura, el boxeo dura muy poco. Podés tener cuarenta peleas invictos y sufrís un KO y te corta la carrera para siempre, ser humilde, saber llevarse llevar respetar a los técnicos, respetar a la gente que va a las veladas, como dijo ‘Paco’ Bermúdez: ‘los protagonistas son los boxeadores’, los árbitros, jurados, dirigentes, porque acá si no hay boxeadores no, no habrá autoridades, FAB, nada. Quienes hicieron a la Federación Argentina, los boxeadores. Por eso a los chicos les pido que no se metan en la ‘porquería’ de la droga, que vayan a un gimnasio, vuelvan a sus casas, respeten a sus padres y sobretodo ser humildes, porque ser humilde los lleva lejos inclusive a ser campeones del mundo. Yo lo vi con mis propios ojos a José Rufino Narváez entrenarse bajo un árbol y llegó ser campeón del mundo con 15 o 16 defensas del título, eso se llama humildad así tienen que ser los chicos, todo deportista que se inicia en cualquier deporte tiene que tener el apoyo de sus padres sino no sirve. Con respecto a la gente que se inicia en el arbitraje, también que lo hagan con responsabilidad lean bien el reglamento, perfeccionarse en los gimnasios no largarse de prepo, que ven a otros árbitros que decisiones toman  y que vayan grabando, respetar a los boxeadores, como los boxeadores nos respetan a nosotros, a las autoridades, a los técnicos y al público en general. No cualquiera sube a dirigir porque está en riesgo la vida de un boxeador, si tomamos malas decisiones hasta lo podemos matar o salvar la vida. Simplemente a todo aquel que se inicia en el arbitraje, que Dios los bendiga y sean algo en la vida. Yo llegué hasta donde quise llegar y me queda un solo anhelo en la vida, que si se me cumple en buena hora sino Dios sabrá”.

 

“Quiero enviar un saludo a todos mis amigos y pedirles que se queden en sus casas, que entre todos vamos a combatir este virus, entre todos, así que nos quedemos en casa porque no se olviden que nuestra madre Del Valle anda visitando los barrios y nos encomendemos a ella. Gracias al boxeo y gracias a los boxeadores amateurs porque ellos me enseñaron a dirigir a mí. Por eso les agradezco a los boxeadores amateurs”.

Ring Catamarca

Es un sitio catamarqueño especializado en el boxeo local que trae toda la información de la actualidad boxistica de la provincia y la región